fbpx

La reestructuración del modelo económico Tailandés en el año 2017

Tailandia el año 2017 reestructuró su modelo económico a lo que llamaron “Tailandia 4.0”, es un modelo basado en el crecimiento sostenible y la competitividad a través del desarrollo tecnológicos, formación del capital humano y desarrollo de infraestructura, eliminando algunas barreras de entrada y permanencia que se encontraban en obstáculos jurídicos y la reindustrialización.

Este cambio fue en el marco de un proyecto país que considera los próximos 20 años, en el que este nuevo modelo económico “Tailandia 4.0” busca transformar la economía a través de la innovación, el crecimiento de los ingresos en la clase media y generar bases sólidas en el ámbito industrial. Este cambio pasa por redireccionar la economía hacia los servicios en lugar de los bienes; potenciar el capital humano, la tecnología, la innovación y la creatividad de las personas; y hacia los productos, generando un valor añadido a estos en vez de que solo sean bienes básicos de consumos.

Con relación a las industrias que maneja actualmente Tailandia en su economía, este plan no viene a modificarlas ni a abandonar las existentes buscando nuevas opciones en todos los ecosistemas económicos, sino que este plan a 20 años persigue llevar a cabo diferentes cambios que sean pertinentes dentro de la cadena de valor de las industrias con el objetivo de generar un desarrollo económico y social a largo plazo. Las principales industrias con la mayor proyección en este país son: Agricultura y Alimentación; Turismo; Transporte; Electricidad y Electrónica; y petroquímica. Por otra parte, los nuevos focos de desarrollo que poseen están enfocados en la domótica y robótica; industria aeroespacial; mundo digital; bioenergía y bioquímica; y medicina y salud pública. Lo anterior acompañado de diferentes medidas tomadas a corto plazo para facilitar el desarrollo de estas industrias dentro del país, como es el aumento en infraestructura logística y de transporte que faciliten las comunicación dentro del país y también con la región de ASEAN.

El Gobierno al generar este plan lo realiza pensando en el escenario internacional, con el objetivo de potenciar la entrada de capital a Tailandia, generando diferentes incentivos, dentro de estos se encuentra la no obligatoriedad para la mayoría de las compañías de tener un socio local; que el capital de esas empresas que operan en el país puede ser totalmente extranjero y también pueden exportar sus beneficios sin restricciones en el movimiento de divisas.

Por otra parte, las medidas fiscales incluyen que las compañías extranjeras puedan estar exentas del impuesto de sociedades (en el 2017 era un 20%) por un periodo de 15 años, a los que se pueden sumar otros cinco años con una reducción de 50% en el mismo tipo de tributación.

La transformación del actual modelo económico en el nuevo paradigma ‘Tailandia 4.0’ supondrá un notable incremento de las oportunidades en el país, tanto para inversores locales como internacionales, de esta forma seguir manteniendo y aumentar el PIB de país. Así, ‘Opportunity Thailand’ fue el nombre elegido para lanzar este ambicioso programa en un seminario celebrado en Bangkok en febrero del año 2017.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Pregunta lo que quieras!